Skip to content

Sesión 85 “Dibujo Madrid en Acción”

11/06/2011

Este martes te esperamos para una sesión de experimentación sobre arte en vivo. Dibujaremos y jugaremos a la misma hora y en el mismo lugar de siempre en Dibujo Madrid. Todos los martes de 7:30 p.m a 10:00 p.m. en la Tabacalera de Lavapiés. Te esperamos.

Los dejamos con una introducción al trabajo de Fernando Baena quien estará presente el próximo martes en Dibujo Madrid, con un trabajo realizado para la Revista Caminada número 15, el 23 de abril del 2009 en Madrid. Durante esta semana estaremos publicando trabajos de los otros dos participantes: Pepe Murciego y Yolanda Perez Herreras.

Dibujo Madrid

Ya son más de 16 las Revistas Caminadas que un grupo de amigos y artistas han realizado bajo la edición de Miguel Nava y Rafael Lamata. EL proyecto consiste en elegir un recorrido por una zona de Madrid donde se efectuarán 9 paradas y en las cuales se concerta con 9 grupos o personas para que “hagan algo” en cada una de ellas. Sus creadores y editores piden como principio básico de participación “tener algo que decir y el gusto de darse un paseo amigablemente”.

Durante la última Revista caminada, número 15, Fernando Baene nos invitó a participar, por medio de su performance La Confianza en un proceso bastante arriesgado: Los participantes debían vendarse los ojos y luego caminar, uno detrás de otro y en pena calle, en fila india. El “riesgo” no solo radicaba en que el guía que dirigía era una persona invidente, sino porque se demandaba que los participantes debían dejar por unos momentos sus habilidades sensoriales en otra persona para ser manejados por la ciudad y adentrarse en un ejercicio de alteridad en el que nos poníamos en los pies de ese otro, en este caso, una persona invidente.

la confianza from fernando baena on Vimeo.

El ejercicio llamado La Confianza terminó en júbilo y algarabía. Algunos acabaron compenetrándose con la persona de adelante y con la de atrás y hasta se hicieron amigos. ¿Por qué?. Quizás porque no todos los días se nos presenta la oportunidad de ceder todos nuestros sentidos a otra persona. Solo faltó que pasaran 60 segundos y cualquiera de los participantes ya sentía confianza total en un guía invidente y un sentido de ser parte de un “gusano humano” que se movía con más claridad y lucidez que la “videncia” de una sola persona cuyos ojos bien se podrían nublar por inseguridades e indecisiones.

Esta especie de “gusano-humano” que se “formó” tras el esfuerzo, la concentración, y la colaboración de todos los participantes, pareció darle cuerpo físico a una aspiración colectiva, que en este caso sería el dejarse llevar por el acto de confiar.

Norbert Elias explica la complejidad de la sociedad en función de un supuesto “cuerpo social” en el que las partes se interrelacionan suplantándose unas a otras. Cuando un órgano social falla, otro órgano se acelera o muta para suplir la carencia del órgano perjudicado. Gracias a La Confianza, aquellos que teníamos el sentido de la visión “funcionando”, pudimos recuperar un sentimiento que perdemos día tras día, ayudados por un guía experimentado que además nos ilustró en como gestionarnos la vida de otra manera.

Francesco Pellizzi se refiere a la “naturaleza corporal” de una comunidad como una especie de “cuerpo” que aparece con más visibilidad en procesiones rituales donde se transportan objetos como estatuas de santos, reliquias, animales, objetos, de un lugar a otro. El objeto es animado por la acción participativa y por el movimiento colectivo.

Si bien en el ejercicio de Fernando no se transportó ningún objeto-fetiche en el que se pudiera enfocar la intensidad colectiva, si que hubo una inversión emocional de los participantes. No se animó ningún objeto pero si una intención, una aspiración. Podríamos decir que en su acción-performance; la unión espontánea, la participación activa, y el hecho de suprimir uno de los sentidos de los participantes deliberadamente sustituyeron al objeto ritual. La mayor diferencia entre un carnaval, una procesión, o undesfile, con la performance La Confianza está en la forma como el participante se enfrenta al desarrollo del evento. Una congregación ritual o festiva tiene unos códigos como máscaras, santos, ritmos, recorridos,…etc, que se deben mantener como vehículo para llegar a la identificación colectiva.

Sobre esto es recomendable ver este proyecto del artista Francis Alÿs,
The Modern Procession (más adelante una explicación detallada)

Los participantes no seguían una “imagen” sino una posibilidad abierta a un resultado incierto, la posibilidad de ver de nuevo a través de un acto participativo, de cambiar, desde una experiencia sensible, nuestra consciencia del mundo. El artista propone un modelo de juego, unas reglas, y le pide a un público que las articule. El resultado es un método que bien podría ser usado en el futuro para entender que la congregación espontánea del espectador puede ser un juego muy útil en la formación fuerte de emociones. Y que estas emociones pueden resultar siendo más duraderas y persistentes.

La revista caminada se realiza en barrios como Carabanchel, Lavapiés, Bilbao, El Retiro, etc. Son algunos de los ejemplos de estas zonas “temporalmente invadidas”.

Miguel Nava y Rafael Lamata son los editores de la Revista Caminada en Madrid.

Algo de Bibliografía:

ZABLUDOVSKY, Gina. Norbert Elias y los problemas actuales de la sociología. México: Fondo de Cultura Económica, 2007. P.101.

PELLIZZI, Francesco. The Modern Procession. MoMA´S PROGRESS: FRANCIS ALŸS. New York: Public Art Found and Francis Allÿs, 2004 p.22.

The Modern Procession fue un proyecto del artista Francis Alÿs donde se trasnportarón los objetos míticos y “sagrados” del MOMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York) de su antigua locación del centro de Manhattan hacia su nueva en el distrito de Queens. El artista “celebró” este momento histórico bajo la apariencia de una procesión o desfile. Réplicas de las obras originales fueron cargadas por las calles de la ciudad. El proyecto sirvió según palabras del propio artísta para encarnar involuntariamente una discusión en curso sobre el papel del museo como institución pública.” La procesión sirvió como ritual de reconocimiento púbico del modo museológico y cultural aplicado por el MOMA y que básicamente consiste en consagrar, historizar, y archivar las Reliquias de la historia del arte. Ver: ALŸS, Francis, The Modern Procession. New York: Public Art Found and Francis Allÿs, 2004. p153.

Texto:Lucas Agudelo, DEA Universidad Complutense de Madrid


Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: